Antonio Elías: Una década perdida… en productividad

Antonio Elías: Una década perdida… en productividad

El economista Antonio Elías dijo en Rompkbzas que “en los últimos 10 años se avanzó en políticas sociales pero en políticas productivas perdimos”. Señaló que hay que usar las reservas del Banco Central para inversión en el entendido de que se gastaron 1.000 millones de dólares para mantener el tipo de cambio solo en el último año. “Bolivia lo hace, destina el 1% a las inversiones y no está en crisis”, sentenció.

 

Audio de la entrevista

 

El término “década perdida” se ha vuelto frecuente, principalmente en la oposición. Sobre esto, el economista y colaborador de Rompkbzas, dijo que “desde el punto de vista de desarrollo, se tiene razón, pero no creo que lo digan por eso. Tienen razón porque hubo avances en los derecho de los trabajadores, en políticas sociales, pero no desde el punto de vista productivo. El país exporta cada vez más materia prima, y es todo extranjero: la soja es de argentinos, las pasteras extranjeras, frigoríficos y arroceras brasileñas”.

Dijo que a las reservas del Banco Central “hay que usarlas” y señaló que “si podemos gastar más de mil millones en mantener el tipo de cambio, podemos gastarlo en invertir, con un efecto mucho más concreto. Cuando se invierte se genera empleo. Pero además se invierte en cosas de necesidad social, como el Hospital de Clínicas. La construcción es el sector más dinámico de la economía. Bolivia lo hace y no entró en ninguna crisis”.

El integrante de la Red de Economistas de Izquierda explicó cuándo y cómo se creó el término “estanflación”, utilizado en los últimos tiempos para denominar la situación de la economía uruguaya. “La estanflación se crea cuando en una economía como la de EEUU había estancamiento e inflación y las medidas de políticas económicas de incrementar la demanda (ya sea por incremento de crédito o gasto fiscal o reducción de impuestos) generaban más nivel de actividad”.

El economista sostuvo que “esa intervención del estado fracasaba y había más dinero para igual cantidad de productos, entonces aumentaban los precios. Las medidas de tipo keynesiano dejaban de dar su resultado”.

“Hoy en Uruguay estamos en estancamiento, venimos de un proceso así y es probable que este año ya el producto bruto interno sea negativo. La lógica diría que es muy probable. Pero, ¿por qué? Si uno mira el desempeño del país (importaciones, inversiones, etc), las exportaciones cayeron 13,6%. Brasil, Argentina y China son los principales países a donde se dio baja en la venta”, señaló.

“La economía está determinada por los resultados externos. Está la frase de que ‘Uruguay es tomador de precios’, es así, porque siempre lo fuimos. Cuando los precios son altos, nos va bien. Cuando son bajos, nos va mal”, apuntó.

Guerra de divisas

El dólar sigue sin encontrar un “piso”, y cotizó debajo de los $ 29 y las intervenciones del Banco Central solo alcanzan para amortiguar la caída. De todas formas los analistas ubican al dólar sobre los $32 a fin de año. El vaivén de la cotización no es privativo de uruguay, el fenómeno se reproduce en muchos mercados. Muchos analistas definen que el fenómeno responde a la llamada ‘Guerra de Divisas. “Si bien la competitividad en sentido de largo plazo tiene que ver con la productividad, en los cortos plazos tiene que ver con la moneda, por lo que si Uruguay mantiene el precio de la moneda, está encareciendo sus productos. Los exportadores salen más beneficiados porque reciben más pesos por los dólares que exportan”, argumentó Elías. “Hoy el mundo tiene a Europa y a EEUU con tasas de interés casi cero, buscando reactivar la economía. EEUU sembró dinero para poder funcionar”, reflexionó.

Elías dijo que en Uruguay “no tenemos control de precio ni de la inflación hace muchos años. Las medidas que toma el gobierno son bajo el nivel del dólar. Cuando el dólar cae, incide positivamente para bajar la inflación, pero cuando el dólar sube, aumentan los precios y aumenta la inflación”.

“El Estado está jugando a una cosa que es muy importante: le juega al grado inversor. Porque el grado inversor le permite tener tasa de interés más baja, habilita inversiones mejores. Pero juega para la calificadora de riesgo. Salva un grado inversor, ¿pero a qué costos? Los más perjudicados del desempleo son los jóvenes. Son ‘nini’, pero un 24% de ‘nini’ no tiene trabajo”, dijo el economista.

“La única medida que está tomando el Gobierno es el ajuste”, señaló Elías.

Acerca del autor

RedIU
RedIU 49

Red de Economistas de Izquierda de Uruguay