Elías: “TLC con Chile es innecesario, negativo y asimétrico”

Elías: “TLC con Chile es innecesario, negativo y asimétrico”

El economista Antonio Elías analizó en Rompkbzas el tratado de libre comercio (TLC) firmado el 4 de octubre entre Uruguay y Chile. Al mismo, lo calificó como “negativo” para nuestro país y explicó por qué considera que marca un antecedente peligroso.

El Tratado de Libre Comercio (TLC) fue firmado, según los voceros de gobierno que participaron de la rúbrica, con el objetivo de ampliar sus lazos y profundizar un vigente Acuerdo de Complementación Económica (ACE).

El acuerdo incorpora normas sobre el comercio de servicios, medidas sanitarias, sobre obstáculos técnicos al comercio, política de competencia, comercio electrónico, propiedad intelectual, cooperación, medio ambiente, normas laborales, género, coherencia regulatoria, transparencia y anticorrupción.

“Uruguay ya tiene un acuerdo de libre comercio del 1995 con mejoras en 2010 con Chile, incluso zonas francas”, apuntó Elías.

Acerca de caratularlo como de ‘última generación’, dijo que “es un muy mal precedente para nosotros, porque adopta criterios que tiene el TISA. Este tratado pone al país en una posición que nunca había estado antes”.

“Es un tratado innecesario, negativo porque genera un peligroso antecedente para la política exterior -siempre se pregonó el uso del Mercosur-, y nos abre un mundo en el cual somos minoritarios, con balanza desfavorable ante todos. Este tratado va en mala dirección”, sentenció.

 

TLC con China

La Cancillería maneja la posibilidad de trabar acuerdos de libre comercio con distintos países o bloques. Uno de los últimos objetivos estratégicos revelados por el gobierno es el de promover, en el marco del Mercosur, un TLC con China, el principal socio comercial uruguayo.

“Hablamos de un tratado entre un país productor de materia prima como nosotros, con un país que se ha dedicado a invadir el mundo con industrialización de cualquier cosa a precios bajísimos. ¿Por qué fundamentan el tratado con China? El argumento para el TLC con China, es que como nosotros vendemos materia primera y Nueva Zelanda y Australia también lo hacen, pero ellos sin aranceles, nosotros no tenemos más remedio que competir de la misma manera. Estos tratados facilitarían la inversión extranjera directa aumentado el peso del capital extranjero y de las empresas transnacionales en detrimento de nuestras empresas, de nuestra economía y de nuestro pueblo” explicó el especialista y aseguró que “China puede arruinar la industria manufacturera uruguaya en minutos”.

“Que el país se soluciona con acuerdos, es una lógica equivocada. Si los demás países del Mercosur hacen lo mismo, a Uruguay no va a venir nadie. Si Argentina y Brasil hacen la lógica que hacemos nosotros, perdemos. Somos ínfimos en la economía mundial. Hay un discurso muy superficial cuando se plantea la inversión extranjera directa. El país encaminará hacia ningún lado. Con la lógica de vender materia prima y software, en este país sobra 1 millón de personas”, dijo Elías.

 

Transparencia

Hasta el mismo 4 de octubre, después de firmado el tratado, en Uruguay no se conocía masivamente los puntos que se incluían en el TLC. “Este gobierno es tan poco transparente que ni siquiera tiene lo que tiene Chile: un mecanismo de consulta pública. Sabemos términos generales, pero no sabemos los efectos micro y macro económicos del tratado con Chile. En el país, no lo discutió nadie. En el Parlamento dijeron que Uruguay le va a vender madera a Chile, para que Chile haga muebles y los venda. El gobierno dice: ‘Vamos a vender materia prima y software’. Parece que es lo único que hay. El software es lo mínimo que tenemos. ¿Nosotros soñamos, luchamos por un país que su proyecto de inserción internacional sea vender materia prima y software?”, se preguntó el integrante de la Red de Economistas de Izquierda.

El economista agregó que “hay una concepción de Astori de que este país sólo puede crecer con inversión extranjera y abriéndose al mundo. Y en ese camino, lo que tenemos que hacer es tener reglas de juego claras y favorables al capital. No es tan dramático lo de Chile, sino el precedente”.

“Esto es más primarización y más extranjerización de la economía. Se pone por primera vez un tratado que va en dirección contraria a desarrollar políticas económicas favorables para nosotros”, cerró Elías.

Acerca del autor

RedIU
RedIU 50

Red de Economistas de Izquierda de Uruguay