Uruguay y el continente en la cruz de los caminos

Uruguay y el continente en la cruz de los caminos

Publicado en el semanario “Voces”, Montevideo, el  1° de noviembre de 2018.

El libro que estamos presentando se elabora y se publica en un momento particularmente complejo y, claramente peligroso para los intereses populares en el mundo y en nuestro continente. El racismo, la xenofobia y la política del miedo son caldo de cultivo para el crecimiento de la ultraderecha,  en los países centrales: Donald Trump es un claro ejemplo. En América Latina el agotamiento de los procesos progresistas está abriendo paso al regreso de los sectores más reaccionarios al poder, entre otros, Macri, Piñera, Duque y Bolsonaro.

La crisis estructural de la economía latinoamericana se ha profundizado, al igual que su correlato de exclusión y segmentación social. La matriz productiva está cada vez más primarizada y la propiedad de los medios de producción se ha extranjerizado en la mayoría de los países.

Durante casi una década los precios de las materias primas que exportan estos países tuvieron precios mucho más altos que en períodos anteriores y eso posibilitó un  aumento significativo de los recursos de que disponía el progresismo para llevar adelante sus proyectos de cambios y buscar la legitimización social a través de la conciliación de clases.

La caída de los precios de las materias primas, la recuperación del valor relativo del dólar – con las consiguientes devaluaciones – y el retraimiento de la entrada de capitales afecta económica y políticamente a los gobiernos progresistas. Hay una tendencia al descenso de la actividad económica: desaceleración, estancamiento y, en algunos casos, recesión con lo cual se genera la caída del ingreso nacional y un aumento considerable del déficit fiscal. En contextos críticos, como los señalados, caen los ingresos reales de trabajadores y pasivos, se reducen los recursos destinados a los servicios e inversiones públicos, y a políticas asistenciales dirigidas a los sectores más desprotegidos, lo que provoca una pugna distributiva entre trabajo y capital y el empobrecimiento de sectores sociales que dependen de subsidios del Estado.

Desde el punto de vista geopolítico estamos atravesando una transformación muy importante en la correlación de fuerzas en el continente. Muchos de los gobiernos de carácter progresistas han cambiado de signo por diferentes circunstancias, algunos por derrotas electorales y otros por interrupciones abruptas de la democracia. La ultraderecha capta grandes sectores de trabajadores urbanos y rurales con un discurso nacionalista, retrogrado, militarista, anti sindical y represivo.

Este proceso se encuadra dentro de una ofensiva estratégica del capital  por instaurar un modelo de acumulación que le permita aumentar la tasa de ganancia y trasladar los costos de las sucesivas crisis a los trabajadores, particularmente lo de los países periféricos. Para ello impulsan: a) reducir al mínimo las fronteras y las regulaciones económicas a través de Tratados de Libre Comercio y de Protección de Inversiones cada vez más invasivos y lesivos  para la soberanía nacional; b) aplicar políticas de ajuste para bajar los costos del Estado y de la mano de obra con políticas restrictivas de diverso tipo; c) generar condiciones de credibilidad y respaldo para el sistema que se pretende aplicar: hegemonía ideológica.

En el Uruguay los gobiernos progresistas trataron de atenuar los males del capitalismo sin enfrentarlo como sistema. Los cambios fueron fuertes en el plano electoral – con reiteradas victorias nacionales y departamentales-, mínimos o nulos en lo ideológico, pero en lo económico e institucional profundizaron el capitalismo.

En este libro se realiza un análisis serio y riguroso tratando de comprender el devenir general de los acontecimientos, sus causas y sus tendencias, junto con propuestas alternativas que apunten a cambiar la situación. Con  estos materiales se busca contribuir al proceso de luchas populares para avanzar en los objetivos de corto plazo teniendo como horizonte un cambio radical en las relaciones de producción hoy imperantes

Se sostiene que un proyecto de izquierda no debería subordinar el desarrollo autónomo a la inversión extranjera, no sería neutral respecto al capital, ni pretendería compensar los efectos de la explotación mediante políticas sociales focalizadas y asistencialistas. Por el contrario, debería abocarse al control nacional del proceso productivo y a la reestructura sectorial de la economía para lograr una redistribución radical de la riqueza, núcleo fundamental de un modelo económico superador del capitalismo.    

Este libro analiza los hechos concretos de la economía política en temas fundamentales en la relación capital-trabajo, la política económica, la inserción internacional, las desigualdades de género y cierra con una síntesis de propuestas concretas y desafíos para la actual situación política con foco en la acción de los trabajadores.

El conjunto de aportes presentados ayuda a seguir avanzando en el diagnóstico de nuestro estado de situación y la definición de líneas de acción al respecto. Los objetivos reivindicativos inmediatos tienen que servir de base para acumular fuerzas y avanzar hacia el logro de los objetivos programáticos, que tienen como eje un desarrollo económico y social que ponga en el centro los sectores populares. Esto implica cuestionar fuertemente la forma dominante del desarrollo actual y el bloque de poder que la sustenta.

El proyecto histórico de los trabajadores: una sociedad sin explotados ni explotadores, se aterriza en un programa estratégico que sea capaz de establecer cuáles deben ser los principales ejes de  acción política como clase para intervenir en la realidad que nos toca. Hacia ahí confluyen los aportes de este libro.

En muchos casos las miradas y énfasis de los diferentes autores no son similares o directamente divergen. Esto no es un problema, más bien todo lo contrario, ya que solo de la confrontación fraterna de ideas puede surgir una síntesis colectiva que potencia la lucha de los trabajadores.

Acerca del autor

Antonio Elías REDIU
Antonio Elías REDIU 48

Es Director del Instituto de Estudios Sindicales Universindo Rodríguez (INESUR) y miembro de la REDIU.